El lenguaje sexista en el ambito juridico-laboral.

Autor:Madriz Anaya, Raiza Mercedes
 
EXTRACTO GRATUITO

SEXIST LANGUAGE IN THE FIELD LABOUR LAW

DESDE LA PERSPECTIVA DE GENERO: EL LENGUAJE SEXISTA EN EL AMBITO JURIDICO-LABORAL

  1. INTRODUCCION

    Las relaciones humanas comprendidas como todo vinculo existente entre los seres humanos, produce lenguaje, materializado por medio de las palabras, escrituras y actitudes acompanadas de una expresion mental, emocional y corporal que describe nuestra manera de ser, fundamentandose en la comunicacion, comprension y buen trato con los semejantes y las semejantes, es decir, una comunicacion humana, lo que genera diferentes maneras de actuar y en consecuencia, diferentes clases de personalidades que se exteriorizan ante las situaciones o controversias del diario vivir o debido al ejercicio de los diversos roles sociales. En esa interaccion humana se intercambia informacion con carga ideologica mediante un lenguaje supuestamente objetivo la cual puede incidir en la estructura del texto escrito o en la estructura oral, ya que a traves de ese lenguaje se transmite la informacion, las opiniones y valoraciones de una esfera individual a una esfera social, quedando interrelacionados la estructura escrita y oral con el contexto social como la familia, el trabajo, lo politico, religioso, entre otros, originando una funcion individual, el mantener sus propositos comunicativos mediante el sistema de valores, creencias, habitos, vicios y costumbres imperantes en los diferentes escenarios sociales lo que puede crear lineas divisorias entre mujeres y hombres, las cuales pueden atentar contra su dignidad, identidad y libertad.

    1.1. BASES CONCEPTUALES DEL LENGUAJE SEXISTA EN EL DERECHO

    Es importante senalar que, se debe tener cuidado al analizar todo aquello a lo que se refiere la lengua espanola, ya que segun Alvaro Garcia Meseguer (1994, 17-243):

    La lengua espanola tiene reglas relativas al genero gramatical que, en si mismas, no discriminan al sexo. Creer lo contrario equivale a confundir el genero con el sexo, cosa que ha sucedido durante siglos a causa de una rutina de caracter patriarcal. La mujer que, con caracter general, asocie el genero gramatical masculino al varon, estara perjudicando su propia causa. Si se asocian mentalmente genero y sexo, el genero masculino discrimina a la mujer. Si se disocian, no la discrimina y hasta la favorece. En la comunidad hispanohablante, el origen del sexismo linguistico radica en el hablante o en el oyente, pero no en la lengua. Para eso es necesario estudiar las relaciones que existen, en el mundo animado, entre el genero gramatical de las palabras y el sexo de sus respectivas referentes. Palabras de genero femenino no significa "persona de sexo femenino", como por ejemplo persona; artista; victima; senoria; santidad; eminencia. Palabras del genero masculino no significan "persona de sexo masculino", como por ejemplo personaje; martillo; destornillador; ser.

    De acuerdo a lo expuesto por este autor se puede interpretar que, el sexismo linguistico tiene su origen en el mundo interno de las interlocutoras y los interlocutores, pero no en la estructura objetiva de la lengua, ya que esta tiene reglas que no discriminan al sexo, por lo que en cambio, es el mundo interno de las sujetas y sujetos el que va a estar conformado por un sistema de creencias que constituyen la base de sus valores y anti-valores los cuales se exteriorizan mediante las conductas guiadas por las cualidades, temores y limitaciones de cada ser, humana o humano, mediante sus acciones u omisiones con sus semejantes, originandose la discriminacion por sexo y en consecuencia, por genero, basada en un modelo patriarcal arraigado en la mente humana provenientes de codigos culturales ancestrales.

    Para Maria Laura Pardo (1996,23) desde hace aproximadamente veinte anos el estudio interdisciplinario entre el Derecho y la Linguistica viene desarrollandose en algunos paises del mundo de manera sostenida. El Derecho ha sido un terreno propicio para entender los problemas que acarrea un contexto extralinguistico institucional: La Justicia y el manejo del Poder en esta area que es sentido por los ciudadanos en carne propia, incluyendo sentencias, legislacion, pruebas peritales. La Linguistica ha desarrollado sub-disciplinas como el analisis del discurso que pueden ser, a la vez que una teoria, un metodo que permite pasar de una evidencia y metodologia cuantitativa, a una cualitativa, y porque muestra las estrategias utilizadas por jueces, abogados, peritos de un modo empirico y teorico que no permiten de igual modo otras ciencias como la Sociologia, la Antropologia, la Teoria de la Comunicacion (Cf. Labov, 1985). Para el Derecho en este caso, la Linguistica muestra y demuestra (valida) lo que sucede en los textos para que los estudiosos del Derecho conozcan un aspecto fundamental de su objeto de estudio: lo que ellos mismos construyen con palabras. (Austin, 1962).

    Con fundamento a lo senalado por la autora, se hace importante resaltar el papel protagonico del Derecho dentro de una sociedad, y mas aun, la interrelacion con otras disciplinas afines y no afines. La realidad del mundo interno individual al exteriorizarse, genera hechos sociales, cuyas interacciones producen un lenguaje territorial; cultural; corporal y cientifico dentro de una sociedad politica en la cual existe territorio, grupos sociales, roles, autoridad y memoria cultural ancestral, lo cual produce relaciones de poder y en consecuencia, de genero, pudiendo acarrear diferentes conflictos que originan division de espacios femeninos y masculinos por el deseo de ostentacion del poder, lo que produce una desigualdad social convirtiendose en un fenomeno social que puede ser estudiado por el Derecho y por otras Ciencias. Ahora bien, especificamente, en el Derecho, esos hechos sociales, originan la intervencion del conocimiento cientifico mediante la creacion de leyes, doctrina, jurisprudencia, instituciones, entre otros, para asi poder solucionar pacificamente todos los conflictos que se deriven de dichos hechos, pero realmente el problema se presenta en que, al implementarse los diversos mecanismos senalados, se puede incurrir en fenomenos sociales como la discriminacion por genero, debido a la utilizacion de un lenguaje sexista, pese a la creencia de estar utilizando un lenguaje neutro-objetivo, de alli la importancia de los trabajos de investigacion, y mas aun los interdisciplinarios, encaminados a verificar que el fenomeno del androcentrismo puede estar presente en esos mecanismos, distorsionando la vision, lenguaje y percepcion de la realidad individual y social.

    Siguiendo este mismo orden de ideas y reforzando aun mas la anterior reflexion, Luis Alberto Hernando Cuadrado (2003,9-10) senala que: El Lenguaje y el Derecho constituyen dos productos culturales universales. La Escuela Historica del Derecho, en la primera mitad del siglo XIX, los consideraba como dos emanaciones primarias del espiritu del pueblo (...) El lenguaje y el derecho coinciden, asimismo, en su caracter normativo y en servir al fin de la comunicacion interpersonal de mensajes y bienes, como una trama de la vida de interrelacion social, expresada a traves de signos linguisticos, que, en el caso del Derecho, pueden acotarse dentro del lenguaje natural como un subsistema especifico regido en parte por leyes propias. (...). En el Derecho como lenguaje, se da por asentado que el Derecho es un lenguaje. Penetrando mas en la realidad juridica, es obvio que el lenguaje del Derecho, o lenguaje de las normas, tome como referente no la conducta humana mas o menos en abstracto, sino manifestaciones linguisticas de la conducta humana. Lenguaje de las normas, lenguaje jurisdiccional, lenguaje cientifico.

    Lo anteriormente expuesto, abre camino hacia la definicion del lenguaje sexista o sexismo linguistico, el cual segun Alvaro Garcia Messeguer citado por Vittoria Ferrara (2000,10) senala que, "(...) por sexismo linguistico entendemos el empleo de vocablos o la construccion de oraciones que, debido a la forma escogida por el hablante y no a otra razon, resulta discriminatoria por razon de sexo (...)".

    De este concepto surge el siguiente analisis: La existencia del sexismo linguistico se basa en una serie de vocablos y oraciones discriminatorias escogida por el hablante por razon de sexo, cuya responsabilidad recae en el hablante y pareciera ser que lo hace de manera libre y voluntaria, lo cual se deduce de la palabra "escogida". Sin embargo, el autor citado y la autora citada por el mismo, a pesar de estar explicando lo que debe comprenderse por sexismo linguistico, incurre en un error al discriminar a la mujer con la utilizacion del articulo y sustantivo -el hablante- de genero comun, que segun se puede resumir brevemente del estudio realizado por Margarita Belandria (2005:2), "es un accidente gramatical del nombre o sustantivo y que para identificarlo como genero femenino o masculino se tiene que utilizar los articulos el o la, siendo estos, las palabras que se anteponen al nombre para indicar su genero y numero". Por lo que, en el parrafo citado, perteneciente a Alvaro Garcia, el articulo utilizado, es de tipo determinado para el masculino singular, lo que significa que el autor, escribio, el hablante-masculino. Siendo la expresion correcta, el o la hablante. Se pudiera interpretar tambien que, utilizo el hablante de manera ambigua incluyendo en esta tanto a hombres-varones como a mujeres, resultando esta situacion, discriminatoria por razon de sexo, impregnado, en consecuencia de un subjetivismo patriarcal.

    Igualmente, Alvaro Garcia Meseguer (1994, 24-26) sigue explicando que:

    Cuanto mas sutil sea el caso particular de sexismo linguistico en que incurra el hablante, tanta mayor profundidad esta demostrando el arraigo sexista de su mentalidad. Sexismo social y sexismo linguistico se enlazan como dos serpientes que se devoran mutuamente por la cola. El primero es la causa del segundo; pero el segundo contribuye a reforzar el primero, ya que el lenguaje conforma en parte la mentalidad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS