Notas para una reflexion sobre las tribus urbanas.

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
EXTRACTO GRATUITO

Reflexionar sobre lo que se ha denominado el fenómeno de las "tribus urbanas" nos lleva a preguntarnos sobre la construcción de un hecho social que desde hace ya más de dos décadas tiene lugar, y cada vez con mayor fuerza, en las grandes ciudades de los países occidentales, como Londres, New York, Berlín, Ciudad de México, entre otras. Las interrogantes hacen referencia a aquellas agrupaciones de jóvenes que llaman la atención por su forma de vestir y por las actividades que realizan, casi siempre, a contracorriente de lo convencionalmente aceptado. Estos grupos siguen hábitos comunes y se apropian de lugares y espacios de la ciudad para realizar sus rituales y prácticas. Siguiendo a C. Feixa (1999:79), poseen un estilo, que se convierte en lo distintivo de las culturas juveniles.

Nuestro interés por el fenómeno comenzó a fínales de los noventa, cuando dedicados al tema de los Movimientos Sociales Urbanos, comenzamos a percibir cómo dichos movimientos, habían entrado en un etapa de reflujo generalizado. Contrariamente a esta constatación, observábamos el surgimiento de manifestaciones juveniles, que empiezan a emerger en las grandes ciudades alterando el mapa urbano, que irrumpen como nuevas formas culturales haciéndose sentir con un cierto sensacionalismo, o, simplemente, ocupando espacios y lugares de la ciudad para realizar una actividad generalmente fuera de lo convencionalmente establecido. Estas manifestaciones es lo que denominaremos tribus urbanas. Ellas son cada vez más acentuadas y más expandidas. Hoy podemos decir que el fenómeno está presente en casi todas las ciudades capitales de América Latina y, en menor proporción, en ciudades más pequeñas. Esto se explica, de alguna manera, por la interconexión de un mundo globalizado. El fenómeno se presenta con fuertes vínculos entre los distintos grupos que podemos observar a través del espacio de Internet, por ejemplo. Interesa resaltar que estas manifestaciones están emergiendo como nuevas formas culturales juveniles, cuya tendencia es situarse al margen de la rutina social o en lo que puede considerarse oficial dentro de una sociedad o de Notas para una reflexión sobre las tribus urbanas la cultura dominante. En ese sentido, compartimos la tesis de que estos grupos -microculturas- parecen oponerse abiertamente al paradigma individualista que ha sido, de algún modo, el modelo dominante durante toda la Modernidad. Ellos hacen expresa consideración sobre el sentido colectivo y grupal por encima del individual (Costa, Pérez y Tropea, 1997: 27).

De acuerdo con esta reflexión, el estudio del fenómeno como tal comienza a ser estudiado en los años treinta del siglo XX por la escuela de Chicago o escuela de "ecología urbana". Estos estudios se inscriben dentro del contexto de una ciudad como Chicago que vive transformaciones importantes, entre otras, un acelerado crecimiento urbano originado por el desarrollo industrial y por las migraciones proveniente de la Norteamérica rural y de los países pobres de Europa (Italia, Irlanda, Polonia). El Chicago de principios de siglo XX es una mezcla de etnias, culturas y conflictos. Una de las manifestaciones más visibles de este proceso fue la proliferación de bandas juveniles en ciertas zonas de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS