Study and Progresa program/El programa 'Estudia y Progresa'/Le programme

Autor:Sosa, Victoria Molina
 
EXTRACTO GRATUITO

INTRODUCCION: LA DESIGUALDAD SOCIAL Y SU TRANSFERENCIA INTERGENERACIONAL EN AMERICA LATINA

Segun el Informe Regional de Desarrollo Humano para America Latina y el Caribe 2010 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en comparacion con otras regiones del mundo, Latinoamerica se destaca por su alto nivel de desigualdad segun el coeficiente Gini, en promedio 10 puntos porcentuales por encima de los demas paises (PNUD, 2010, 23).

La desigualdad puede ser un indicador de limitaciones para las personas que viven en estado de precariedad, asi como para sus descendientes, ya que los padres, por distintas razones, no pueden dar a sus hijos oportunidades de ascender socialmente, lo que ha sido definido por la literatura como "transmision intergeneracional de desigualdad". Este fenomeno encuentra su principal causa en la existencia de restricciones de capacidades en las personas pertenecientes a los grupos socioeconomicos mas precarios, las cuales limitan el bienestar de sus hijos y contribuyen a la transmision intergeneracional, en general, de bajos niveles de desarrollo humano (PNUD, 2010, 61). "Diversos argumentos sugieren que, cuanto mayor es la desigualdad economica, mayor es la influencia de la condicion de los padres sobre los logros de sus hijos en hogares concretos [...]. Asi, un incremento de la desigualdad socioeconomica suele traer aparejado un aumento de las desigualdades que experimentan tanto los padres como los hijos en dimensiones como acceso a la educacion, salud, nutricion y servicios de infraestructura basica, lo cual reduce en gran medida sus opciones de vida en la edad adulta" (PNUD, 2010, 52).

La transmision intergeneracional de desigualdad abarca diversas areas del desarrollo, extendiendose a la generacion siguiente con limitaciones de tipo economico, educativo, de nutricion y salud, entre otros. De esta forma, los hijos se ven impedidos de ascender socialmente en gran parte por las limitaciones del hogar donde nacieron.

Sin duda alguna, una de las vias por las cuales se pueden transferir los activos, o limitaciones sociales, es a traves del proceso educativo (PNUD, 2010, 60). El abandono escolar, principal fenomeno que ocasiona bajos niveles de escolaridad, representa quizas el mayor obstaculo para el ascenso social. Cuando un nino o adolescente se ve imposibilitado de culminar la escuela, las posibilidades de ascender socialmente se hacen practicamente inviables.

El abandono escolar presenta uno de los mayores problemas de logro escolar en la region, a diferencia de la escolarizacion, como lo fue en decadas anteriores. En este sentido, Patricia Dimate (2004, 167) afirma que "entre 85% y 90% de la poblacion infantil en edad escolar ingresa a la escuela, pero tan solo el 47%--casi la mitad de los alumnos que inician primaria--logran concluirla."

En este mismo orden existen diversos elementos, relacionados o no con las condiciones familiares, que influyen en el fracaso escolar, lo que lo convierte en un fenomeno multifactorial. No solo las restricciones propias del hogar, sino otros factores de contexto como la oferta academica, los elementos socioeconomicos y las condiciones propias de los estudiantes, tales como estado de salud y aptitudes cognitivas (PNUD, 2010, 73), influyen en el rendimiento y logro de los objetivos escolares de los ninos y adolescentes. Entre estos, un factor determinante es el costo asociado a la escolaridad. Segun Bruni (2006, 130), el acceso a la educacion tiene dos tipos de costos asociados: el costo de oportunidad, que es aquel que el estudiante deja de percibir al ingresar y mantenerse en el sistema educativo; y el costo pecuniario, que es lo que el estudiante paga por estudiar, es decir, matricula, libros, etc. La falta de ingresos familiares y la condicion de pobreza son causas de abandono escolar principalmente porque no permiten afrontar los costos, tanto directos como indirectos, de la educacion.

  1. FACTORES ASOCIADOS A LA DESERCION Y EL ABANDONO ESCOLAR

    1.1. ENTORNO FAMILIAR Y ESTRATO SOCIOECONOMICO

    Con respecto al estrato social, segun datos analizados por la CEPAL en su Panorama Social del 2007, cerca del 80% de los jovenes latinoamericanos pertenecientes a hogares del quintil de ingresos mas altos culmina la secundaria, mientras que en el quintil mas bajo solo 20% de los jovenes tienen la misma suerte (Roman, 2009, 4). Segun un estudio de las Naciones Unidas (2010), el 20% mas pobre de los hogares es 3.5 veces mas susceptible a que sus ninos abandonen la escuela que los hogares mas ricos. Esta afirmacion es confirmada por Herrera y Espana (2006), quienes senalan que abandonan aquellos jovenes cuyos padres o representantes no pueden pagar el costo, tanto directo como indirecto de su escolaridad.

    El rendimiento academico tambien presenta diferencias en funcion del sector socioeconomico. Segun Marchesi (2000, 156), el rendimiento muestra claras diferencias entre los distintos tipos de escuelas, principalmente porque las escuelas privadas ofrecen el doble de instruccion que las escuelas publicas.

    A nivel nacional, existen varios estudios que aportan evidencia sobre la relacion entre el bajo nivel de escolaridad de los hijos y la situacion socioeconomica de los padres. Entre ellos, destaca el estudio desarrollado por Lissette Gonzalez (2000), quien establecio una relacion directa entre precariedad socioeconomica y abandono escolar. Al respecto, la investigadora afirma que "tal como era previsible de acuerdo a las distintas teorias que intentan explicarlas diferencias socioeconomicas del logro educativo, a menor estrato socioeconomico, mayor incidencia de la desercion escolar." (Gonzalez L., 2000, 108)

    Segun este estudio, solo el 8,49% de los jovenes de 15 a 19 anos y 26,52% de los jovenes de 20 a 24 anos del estrato A son desertores, mientras que en el estrato E estas proporciones se incrementan considerablemente, a 56,40% y 73,66%, respectivamente (Gonzalez L., 2000, 108). Adicionalmente, se evidencio que la incidencia de desercion en todos los estratos se incrementa con la edad.

    El estudio tambien desarrolla una aproximacion a las causas de la desercion en jovenes de 15 a 24 anos de edad. "La primera causa en importancia para todos los grupos son las razones economicas, que incluyen tanto los que declaran que abandonaron los estudios por falta de recursos como los que declararon que abandonaron por estar trabajando. Esta causa agrupa a un 47,48% de los jovenes de 15 a 19 anos y un 58,27% de los jovenes de 20 a 24 anos. En los dos grupos de edad, para el sexo femenino esta causa tiene un menor peso y en el grupo de 15 a 19 anos las razones economicas compiten por el primer lugar con las razones personales (no lo considera importante, enfermedad, cambio de residencia, edad mayor que la normal y problemas de adaptacion). Este grupo de causas ocupa el segundo puesto para todos los grupos" (Gonzalez L., 2000, 114-115)

    Otros estudios sobre la desercion y sus factores asociados evidencian otras causas relacionadas con el entorno familiar y extraescolar. Espindola y Leon (2002, 54) resaltan, dentro de la organizacion familiar, la monoparentalidad como fuente de desamparo, junto con la violencia y la promiscuidad. Por su parte, Sapelli y Torche (2004) identificaron como factores determinantes en la decision de desertar tener hermanos menores de 5 anos y que el jefe del hogar sea de sexo femenino. En este respecto, el hecho de que el nino viva con ambos padres es un factor que aumenta las probabilidades de asistir a la escuela (Sapelli y Torche, 2004, 189).

    Adicionalmente, resalta en diversos estudios el nivel educativo del padre. Este factor es altamente vinculante para el logro escolar del nino, ya que, al no contar con el apoyo de sus padres por falta de conocimiento, el alumno queda desprovisto de una ayuda extraescolar por parte de su familia. "Un padre que llego hasta 9no grado puede ayudar a su hijo con las tareas hasta 6to grado, pero luego no puede, porque, [por ejemplo] solamente se acuerda de los numeros naturales en matematica" (Canizalez, 2012). Por su parte, el Informe Regional de Desarrollo Humano para Latinoamerica y el Caribe (PNUD, 2010, 52) resalta evidencia empirica que comprueba que la presencia de jefes de hogar con bajos niveles de escolaridad esta directamente relacionada con el bajo nivel de escolaridad de sus hijos, lo que a su vez se traducira en bajos niveles de remuneracion cuando sean adultos.

    En cuanto a la decision de los padres de enviar o no a los hijos a la escuela, Kanbur (2010, 17) afirma que influye, entre otros factores, el costo de oportunidad de la escolarizacion. Esto refleja que en la practica, la probabilidad de que una familia envie sus hijos a la escuela es directamente proporcional a su patrimonio, traduciendose esto en que las familias mas pobres reflejan las tasas mas altas de no envio a la escuela de sus hijos. Por ende se evidencia que en las familias mas desfavorecidas, el costo de oportunidad sin duda representa un factor de propension a la desercion. Parte de este costo esta representado por el monto que obtendria el nino si dejara de estudiar y saliera a trabajar. En este sentido, el trabajo infantil en Venezuela afecta a un 5% de los ninos entre 10 y 14 anos (Herrera, 2009, 260). En este estudio, realizado por Blanco y Valdivia en el 2004, se evidencia que los varones de 14 anos que trabajan representan el 14,6% de su generacion (Herrera, 2009, 261). Al respecto, Espana (2001, 75) senala que la escuela, mas alla de la primaria, no es un instrumento de superacion de la pobreza actualmente, ya que "resulta insostenible para las familias pobres financiar los estudios de sus jovenes".

    Profundizando sobre el costo de oportunidad de la escolaridad, Espana (2001,74) establece que este aumenta conforme los estudiantes se acercan a la edad de poder ingresar al sector laboral. Asi, para el ano 2001, 130.000 deserciones ocurrian entre quinto y noveno grado, las cuales a su vez se localizan en los planteles ubicados...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS